Solo verdades ocultas...

El sol se ponía cuando llegué a la casa despues caminar todo el día por el paseo Atkinson, eran casi las nueve y media de la noche pero fácilmente podrían haber sido las 6, 8 o 10 de la noche, me cuesta saber que hora es los días de verano, más aun cuando el clima está así de raro, abrí la puerta y dejé las llaves en ese frasco que se compró mi viejo en el persa cuando fue a hacer unos trámites a Santiago por lo del choque del auto y que Maite y yo concordamos que es horrible, estaba solo, quizás que era de mi padre y su pajera de turno, tampoco me importaba mucho para ser honesto, lo que sí noté y me hizo hacer un gesto raro con la ceja es que la casa se veía extrañamente muy ordenada, mi padre ordena un poco cuando sale de viaje por algunos días, pero siempre me avisa antes y me deja unas lucas para vivir, las cuales obviamente gasto en cigarros, queso y pan.

Me dirigí a la cocina y veo escrito con la típica letra de mi padre en una boleta del mini-market de en frente:

- "Axel, con la Maite salimos un par de días, te dejé plata encima de mi velador, cuidatela."-

Ahi estaba el aviso, somos gente de costumbres y esta no era la excepción, suerte para mi era viernes y generalmente me deja un monto de 20 lucas para el fin de semana, lo cual no es poco considerando que no tengo trabajo y la comida que puedo comprar con la tarjeta que me dieron por el crédito aval de estado sin que se me acabe toda en una semana no pasa más allá de un completo chico y una coca-cola express; saqué una cerveza del refrigerador, escudo, mi favorita...
-"Creo que refrescaré mi gañote"- djie pensando en voz alta, riendome para mis adentros, me siento en la silla del computador, prendo la tele: Noticias, noticias, noticias, reporte del tiempo, noticias, estatica del televisor, nada que ver, dejo un canal de noticias al azar y prendo el PC, raramente Antonia no está conectada al messenger y solo tiene un " :/ " en su estado de facebook hace 18 horas, sin mirar y con una mano en el mouse intento agarrar la cerveza que recién saqué, como el idiota que soy la pasé a llevar con la mano, menos mal que alcanzé a tomarla antes de que se diera vuelta, aunque cayó un poco encima de un sobre...

"Axel"

No tenía remitente ni nada, así que lo abrí, el papel estaba un poco mojado por la cerveza derramada, saqué un papel bastante grande de dentro, era una fotocopia de algo, leo:

Señorita Antonia Lattapiatt Presente:

Nos complace informarle que debido a un retiro reciente de uno de nuestros postulantes, ud ha tomado su lugar en la lista de espera en nuestra sede de concepción...

No necesité leer más, pensé muchas cosas como "En realidad se va" "Era cierto" pero la más importante fue, ¿Como llegó el sobre aquí? estúpido, Anto sabe que hay una llave debajo de la macetera...

Agarré mi celular y busqué Latta, latta, latta, Lattapiatt, acá...
Llamé muchas veces, todas me tiraban al buzón de voz, contesta Anto, contesta por la mierda!

0 Response to Solo verdades ocultas...

Publicar un comentario

Comparte!